Sus 70 metros de longuitud, 40 de profundidad y una bóveda final hacen de esta sima un lugar curioso. Ha sido descubierta por casualidad, completamente inundada, durante la construcción de una galería de agua.